Una fiesta para tus ojos: pastel de espirales con fresas

Ya llegó la temporada de fresas en algunos países, así que seguramente muchos de nosotros disfrutaremos de estas deliciosas bayas con un poco de nata, helado, o simplemente solas. Pero si te apetece algo más interesante y tienes un poco de tiempo para prepararlo, este bello y curioso pastel de frutas será todo un regocijo para amigos y familiares. Y este año puedes darle un verdadero giro, o muchos, para que parezcan espirales.


Vas a necesitar:



Para el pastel de frutas:

• 3 huevos
• 70 g de azúcar
• 10 g de azúcar de vainilla
• 80 g de harina
• 100 g de mermelada de tu preferencia

Para el relleno:

• 250 g de fresas (frutillas)
• 120 g de azúcar
• 15 g de gelatina
• 400 ml de nata (crema)

Se prepara así:



Bate los huevos en un bol y agrega el azúcar normal y el de vainilla. Mezcla los ingredientes con una batidora hasta obtener una consistencia cremosa. Ahora incorpora la harina y extiende la masa sobre una bandeja cubierta con papel para hornear. Hornea durante 15 minutos a 180 ºC.



Cuando la pasta se haya enfriado, colócala en otra hoja de papel para hornear y corta los bordes. Extiende la mermelada de tu elección y enróllala a lo largo.




Cubre un recipiente grande y redondo con un envoltorio de plástico y presiona un poco el borde del recipiente para que quede bien fijo. Ahora corta el rollo de pastel en rebanadas del grosor del dedo pulgar y cubre con estas el interior del bol hasta alcanzar el borde. Puedes recortar la última fila de espirales para hacerlas coincidir con el borde.



El próximo paso consiste en triturar las fresas y mezclarlas con el azúcar. Caliéntalas en una olla y agrega la gelatina preparada. Bate la crema y viértela en la mezcla de fresas. Ahora rellena el recipiente de los espirales con esta mezcla y coloca una capa de espirales en la superficie. Cubre todo el pastel con una capa de plástico y mételo al refrigerador.



Después de algunas horas enfriándose, puedes retirar la envoltura de plástico del pastel. Con mucho cuidado, dale la vuelta al recipiente y desliza el pastel sobre un plato grande. ¡Ya está listo para servir!

En este caso, usamos fresas porque están de temporada. Pero en otras épocas del año puedes añadir otras frutas y hacer la prueba con otras combinaciones. Al final, solo hay una regla, ¡los espirales deben permanecer!
Origen: riquisimo.net