Un placer de verano: pastel helado tricolor

La mayoría de las personas están de acuerdo en que los tres helados favoritos son los de vainilla, chocolate y fresa. Afortunadamente para todos aquellos que tenemos problemas para decidirnos por un solo sabor, este pastel tricolor combina los tres sabores. Este delicioso postre multicolor existe desde hace mucho tiempo, solo que su fama se ha visto ensombrecida por otros sabores más exóticos. Pero nosotros vamos a rescatar la versión clásica del olvido y a preparar un delicioso pastel helado con nuestras propias manos. Ya verás cómo este verano vamos a estar bien fresquitos...



Vas a necesitar:

• 600 ml de nata para montar (nata espesa)
• 600 ml de leche condensada azucarada
• 350 g de fresas
• 100 ml de agua
• 1 cucharadita de extracto de vainilla
• 200 g de chocolate derretido

Así se hace:

• Vierte la nata y la leche condensada en un recipiente grande y bátelas con una batidora eléctrica hasta obtener una crema suave. Divide la crema en tres partes iguales.
• Corta las fresas en piezas pequeñas y cuécelas en una olla con 1/2 taza de agua hasta que el líquido se evapore. Mezcla las fresas con una de las tres porciones de crema.
• Mezcla la segunda porción de crema con el extracto de vainilla, y la última, con el chocolate derretido.
• Forra un molde mediano y profundo con film de plástico y agrega la crema de vainilla. Métela en el congelador por dos horas. Cuando esté lista, agrega la crema de fresas y mete el molde otras dos horas en el congelador. Por último agrega la capa de crema de chocolate. Cuando todo esté completamente congelado, puedes sacar el pastel helado con la ayuda del film de plástico.

Con este pastel listo en el congelador, tú y toda tu familia van a estar de buen humor incluso el día más caluroso del verano. ¿Chocolate, vainilla, fresa? ¡No importa, hay para todos los gustos!
Origen: riquisimo.net