Pequeños de tamaño, grandes en sabor: caracoles de queso y tocino

Suele suceder cuando tienen un plato de bocaditos enfrente: tomas uno (o un puño) y luego otro y otro, y bueno, solo uno más... Lo próximo es abrir esa lata de nueces o esa bolsa de papas fritas a las que te habías resistido heroicamente. Esto pasa, sobre todo, cuando los bocaditos tienen algo de especial, como los vamos a preparar. Estos aperitivos del tamaño de una mordida están rellenos de queso y tocino. ¡Te desafiamos a que te comas uno solamente!



Vas a necesitar (para 12 porciones):

• 1 paquete de masa de hojaldre
• 125 g de queso crema
• 1 cebolla morada picada
• 4 cucharadas de perejil picado
• 5 lonchas de tocino picadas
• 75 g de queso cheddar rallado
• 1 huevo batido

Es muy fácil:

• Extiende la masa de hojaldre y úntala con el queso crema.
• Reparte por toda la superficie la cebolla morada, el perejil, el tocino y el queso cheddar.
• Enrolla la masa y córtala en doce porciones iguales con un cuchillo afilado.
• Coloca las porciones en una bandeja, barnízalas con huevo y hornéalas durante 15 minutos a 180 ºC.

Con estos exquisitos caracoles podrás recibir a los invitados de tu próxima cena. ¡Pero no te olvides de hornear una buena cantidad ya que se acaban enseguida!
Origen: riquisimo.net