Más práctico que un calzone: sándwich de pizza

Lord Sandwich inventó su famosísimo bocadillo en la década de 1760. Es muy probable que haya creado esta comida para comer con la mano para no tener que interrumpir su trabajo frente al escritorio. En sus orígenes, el bocadillo no consistía en otra cosa que un trozo de carne de ternera salada entre dos rebanadas de pan tostado. Por supuesto, esto solo fue el principio de la larga historia de esta comida, cuyas posibilidades parecen infinitas, como lo demuestra la siguiente receta:




Vas a necesitar:

• Mantequilla
• 2 rebanadas de pan de molde
• Salsa de tomate
• 150 g de mozzarella
• 8 lonchas pequeñas de salame
• Queso parmesano
• Albahaca

Se hace así:

• Unta mantequilla en una rebanada de pan y coloca el lado de la mantequilla boca abajo, sobre una tabla de cocina.
• Cubre el lado sin mantequilla con salsa de tomate, agrega la mitad de la mozzarella y cuatro lonchas de salame, después rocía el queso parmesano y unas hojas de albahaca.
• Ahora unta la segunda rebanada con mantequilla y coloca este lado sobre los ingredientes de la primera rebanada.
• Fríe el sándwich por ambos lados. Tan pronto como el primer lado se ponga dorado, dale la vuelta al sándwich y cúbrelo de nuevo con salsa de tomate, mozzarella y salame.
• Cuando el segundo lado esté dorado, mete el sándwich al horno por 5 minutos a 180 ºC.

¿Le hubiera gustado este sándwich de pizza a Lord Sandwich? Al menos, lo hemos intentado. Este bocadillo también puede comerse frente al escritorio, pero seamos honestos: lo más probable es que el comensal no pueda concentrarse en su trabajo, para ello funciona mejor el de carne salada.
Origen: riquisimo.net