Desmontar esta berenjena es muy divertido. ¡Un trozo para cada quien!

En muchos de nuestros países, este es el mes más caluroso del año, y las fiestas en los jardines están a la orden del día. Entre los rayos del sol, la carne asada, la piscina y la cerveza fría, siempre surge la misma pregunta: "¿Qué va a preparar el anfitrión para los invitados?" Lo mejor es hacer un pequeño bufet para que todos queden contentos. ¡Aquí tienes una receta que requerirá la participación activa y placentera de los comensales!



Vas a necesitar:

• 1 berenjena
• 1 manojo de albahaca fresca
• 150 ml de aceite de oliva
• 1 cucharada de queso parmesano rallado
• 1 ajo picado
• Sal y pimienta
• 100 g de bolitas de mozzarella
• 100 g de tomates cherry
• 80 g de mozzarella rallada

Es muy fácil:

• Sin cortar la berenjena completamente, hazle varios cortes en forma de cruz. Después colócala en una fuente para hornear.
• Para preparar el pesto, mezcla con una trituradora eléctrica la albahaca, el aceite de oliva, el parmesano, el ajo, la sal y la pimienta. Rellena las hendiduras que hay entre los dados de la berenjena con el pesto.
• Corta los tomates cherry y las bolitas de mozzarella en rebanadas finas y colócalas unas sobre otras entre los huecos de la berenjena.
• Para terminar, rocía la mozzarella rallada sobre la berenjena y hornéala a 180 ºC durante 40 minutos.

Como puedes ver, con unos cuantos toques mágicos, hemos logrado transformar una verdura poco valorada en unos ricos y jugosos cubos de berenjena con queso derretido. Ni los más exigentes podrán resistirse a formar parte de esta ceremonia de sabores.
Origen: riquisimo.net