Sus padres miran la vieja foto y se quedan de piedra. ¡Lo que ven no puede ser posible!

A la mayoría de los padres les parece encantador escuchar las historias de sus hijos acerca de mundos fantásticos y personajes imaginarios. Por lo general, no hay nada de qué preocuparse siempre y cuando los padres no crean al pie de la letra los que sus hijos les cuentan.

Pero en el caso de Joey Verwey, las historias que supuestamente se inventaba se encontraban más allá de lo normal.



Con solo tres años, la pequeña de Sudáfrica les contaba a sus padres historias de "un tiempo anterior". Se refería a eventos que le habían sucedido en sus vidas pasadas; Joy recordaba cosas que son imposibles de saber para un niño de su edad. Sus padres empezaron a inquietarse mucho al escuchar esos relatos.

Cumplidos los cinco años de edad, Joey recibía visitas regulares de profesores y periodistas cuyo escepticismo inicial se transformaba enseguida en un profundo asombro al escuchar sus narraciones. La pequeña podía recordar sus 10 vidas anteriores y le daba gusto hablar de las cosas que había visto y hecho "en ese entonces".



En su primera vida, recordaba haber vivido como un habitante de las cavernas, miles de años atrás. Era capaz de describir detalladamente dónde estaba localizada su casa-cueva, lo que condujo a los investigadores a un conjunto de cuevas reales que habían sido habitadas en la era prehistórica.



En otra reencarnación, Joey aseguró haber sido esclava en el antiguo Egipto y describió con exactitud las técnicas de construcción de caminos y galeras de esa época. Había vivido otra vida como cristiana perseguida, allá por el siglo I, e incluso había conocido a San Pedro.

También aseguró que a principios del siglo XX, había sido la nieta de Paul Kruger, presidente de la República Sudafricana hasta 1902.



De acuerdo con Joey, se había casado dos veces y había tenido 10 hijos. Una investigación mostró que uno de esos hijos seguía vivo: se trataba de una mujer nonagenaria. Acordaron una cita, en la cual la anciana habló acerca del pasado, y Joey recordó cosas que solo la madre de esta señora podía haber sabido.

Puedes encontrar más datos sobre el misterioso pasado de Joey en este vídeo (en inglés):



¿Quién sabe adónde vamos después de morir? Tal vez seremos capaces de recordar esta vida en algún punto del futuro lejano.
Origen: nolocreo.com