Olvídate de las pastillas, los tés y los jarabes para la tos. Método natural y muy efectivo para curar la tos

Todos estamos expuestos a esos molestos resfriados que suelen aparecer con una tos fuerte y flemas en los bronquios. Enseguida corremos por las tabletas, el té de hierbas, o les sacamos hasta la última gota a las botellas de medicamentos para el resfriado. Todo esto generalmente nos ayuda a paliar los síntomas de forma temporal. Además, tenemos los nuevos medicamentos que suelen exhibir las farmacias locales cada vez que llega el frío (luego desaparecen como por arte de magia).

Pero existe una solución mucho más efectiva.



Este tratamiento casero se conoce como "el paño de miel", y todo lo que tienes que hacer es colocártelo sobre el pecho toda la noche. Los síntomas suelen reducirse considerablemente o desaparecer por completo a la mañana siguiente.

Pero te estarás preguntando por qué un paño de miel es más efectivo que tu jarabe para la tos.

La mayoría de los medicamentos para la tos contienen codeína, la cual puede causar dificultades al respirar, confusión o náuseas en niños menores de 12 años. Diversos estudios europeos muestran que la "depresión respiratoria" puede llegar a provocar la muerte en algunos casos. El jarabe para la tos disminuye el ritmo de tu respiración, incluso puede suspenderla.



Otro ingrediente problemático es el dextrometorfano. Este supresor de la tos puede provocar mareos, molestias gastrointestinales, somnolencia y trastornos en la piel. Con el paño de miel no necesitas preocuparte por todos estos efectos secundarios. En cambio, este remedio natural es fácil de hacer y produce una sensación agradable al aplicarlo.

Vas a necesitar:

• Miel (lo mejor es conseguir miel de la región: es más efectivo)
• Aceite de coco (tibio)
• 1 cucharadita de harina
• 1 toallita
• Cinta adhesiva de enfermería



Así lo hacemos:

Mezcla una cucharadita de harina con un poco de miel y después agrega el aceite de coco. Pon la mezcla sobre una toallita y colócala sobre el pecho del paciente resfriado. Con mucho cuidado, fíjala con la cinta adhesiva.

Los adultos pueden dormir con la compresa toda la noche. Los niños solo pueden llevarla dos o tres horas. Se recomienda repetir el procedimiento varias veces por semana, o hasta que los síntomas hayan desaparecido.

Remedios para la tos

Ya lo sabes, si estás buscando una forma natural para combatir la tos y las flemas de los bronquios, deberías probar este método. No puede hacerte daño: no tiene efectos secundarios (a diferencia de la mayoría de los medicamentos del mercado), es muy barato, y muchas personas ya se han beneficiado de su eficacia, especialmente niños. Respira libremente y recupera la salud.
Origen: tiposano.com