Cuelga una bolsa de esta forma sobre tu puerta. Lo que encontrarás poco después te va a a dar mucha paz

Moscas negras, moscas de ciervo, tábanos: pequeñas o grandes, todo tipo de moscas invaden nuestros espacios habitables durante el verano, haciéndonos la vida insoportable. Y no solo se trata del zumbido, ya que además se posan sobre nuestra comida y depositan sus huevos transfiriendo algunas enfermedades en el proceso.



Pero la buena noticia es que hay formas naturales y efectivas de eliminar estos desagradables insectos. Aquí tienes cinco de ellas...

1. Bolsa de agua

Las moscas tienen una visión muy precisa y pueden detectar pequeñas variaciones de luz. Una bolsa llena de agua colgada encima de la puerta envía reflejos en todas direcciones. Esto confunde a las moscas y las ahuyenta del lugar.



También puedes usar otras variantes de este mismo método para deshacerte de otros insectos. Llena 3/4 partes de una bolsa con cerveza y hazle un pequeño orificio en la parte superior, este debe tener el diámetro suficiente para que el insecto pueda entrar. Cuelga la bolsa en algún lugar de tu jardín para atraer a avispas, moscas y mosquitos, entre otros. Los insectos entrarán a la bolsa para beber el contenido y se quedarán atrapados. ¡Tu verano está a salvo!

2. Plantas aromáticas

La menta y la albahaca despiden olores muy potentes que repelen a las moscas. Plantar algunas en tu jardín o poner algunas macetas en tu patio puede ayudarte a echar a esos visitantes indeseados. También puedes rociar aceite esencial de menta alrededor de la puerta y los marcos de las ventanas para mantenerlas lejos de casa.



El aceite esencial de eucalipto también es muy efectivo.

3. Mosquiteras y rejillas antimosquitos

Las ventanas más modernas están equipadas con mosquiteras para mantener los insectos a raya. Pero si vives en un edificio antiguo es muy probable que no cuentes con estos artefactos. Puedes comprar rejillas antimosquitos por separado e instalarlas en las ventanas. Ya verás que los insectos voladores partirán en busca de otras víctimas.



Si vives en un área donde abundan los mosquitos, debes considerar el uso de un velo antimosquitos alrededor de tu cama.

4. Ventiladores

A los mosquitos y otros insectos voladores no les gusta el movimiento de aire. Unos ventiladores estratégicamente colocados o un ventilador de techo pueden evitar que esas molestas criaturas invadan tu casa.



5. Lavanda y cebolla

Si no te importa el olor, parte una cebolla a la mitad y frótala alrededor de las ventanas y las puertas. El olor alejará a las moscas, pero también puede tener el mismo efecto con tus amigos. Una opción más amable es colocar ramitos de lavanda por toda la casa.



Otra forma de ahuyentar las moscas de tu cocina es mantenerla realmente limpia. No dejes la pila de platos sucios en el fregadero y asegúrate de sacar la basura regularmente. Con estos sencillos trucos puedes disfrutar mucho más el verano. ¡Este año no tendrás invitados desagradables e indeseados en las parrilladas del jardín!
Origen: tipolisto.net