15 trucos de mis amigos para controlar a sus terroríficos hijos: ¡geniales!

Los niños son verdaderos terremotos, a veces difíciles de controlar. Por eso tenemos 15 trucos para que puedas quedarte tranquilo y no te den infartos cada vez que tu hijo salga corriendo a hacer alguna de las suyas. Mira qué útiles son estos 15 trucos:

1. Piernecitas a salvo

Para que tu hijo no se haga daño cuando quiera gatear por ahí, corta los extremos inferiores de unos calcetines deportivos y tendrás unos protectores para sus lindas rodillitas.



2. Habitaciones no aptas para niños

Si quieres mantener a tus hijos alejados de un cuarto en concreto por tener cosas peligrosas para ellos, haz un agujero en la tapa de un tupper ware y colócalo sobre la manija de la puerta.



3. Se acabó pillarse los dedos

Pon un trozo de fideo de piscina en el quicio de la puerta para que esta no se cierre sobre los dedos de tus hijos.



4. Cables fuera de alcance

Haz un agujero en un lado de un tupper ware para sacar los cables de los aparatos y evitar que tus niños anden con ellos.



5. Corta el paso

Para evitar que tu hijo salga despavorido en una dirección que no te interesa, puedes colocar barras de ducha como en la foto y crear una barrera perfecta.



6. Armarios cerrados

Rodea las puertas del mueble de cocina que no quieres que tu hijo abra con un elástico.



7. Evita electrocuciones

Esta es una manera muy práctica de evitar que tu hijo meta los dedos en los enchufes. ¡Una tirita es lo único que necesitas!



8. Peligro de avalancha

Con barras de cortinas también puedes evitar que los libros de una estantería se abalancen en caída libre sobre tus pequeños.



9. Cajones cerrados

Bloquea los cajones de tus cajoneras con una regla:



10. Reduce el gasto de papel

Aquí tienes una idea para que tu hijo no se ponga a sacar papel higiénico como un loco:



11. Productos tóxicos alejados

Guarda tus productos de limpieza en cajas con cierre protegido para que tu hijo no pueda acceder a ellos:



12. Escaleras para niños

Con una cuerda tus hijos podrán subir y bajar las escaleras mucho más fácilmente.



13. A salvo en el baño

Para tener una bañera segura para tu pequeño y que no se resbale, pon una cesta de la ropa para que esté cómodo y seguro con sus juguetes.



14. Sin pérdida

Hazle una pulsera de este estilo con tu número de teléfono por si se perdiera.



15. Cuna con protección

Con una manta puedes crear un protector en las barras de la cuna de tu bebé para que no se trague ninguna astilla ni tampoco estropee la madera.



¿Has visto qué fácil y barato es hacer de tu hogar un lugar seguro para tus pequeños? ¡No esperes más y protege a tus hijos hoy mismo!
Origen: tipolisto.net